Presupuesto Público de Honduras en 2017
Source: Flickr: Juan Alvarez
Share

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) ha presentado un estudio en el que se realiza un análisis del presupuesto público de Honduras del año 2017, el cual continua el proceso de consolidación fiscal pactado con el Fondo Monetario Internacional debido a los elevados déficits de 2012 y 2013. Dicho proceso implicó la toma de medidas como el incremento de impuestos, el congelamiento de salarios y la propuesta de un nuevo código tributario. Así pues, el documento presenta un breve contexto social y político del país, observaciones de los principales cambios propuestos en el presupuesto y una serie de recomendaciones.

El estudio comienza por presentar cifras de contexto con base en datos de la Secretaría de Finanzas (Sefín) y el Instituto Nacional de Estadística (INE) para el año 2016. Según estas cifras, el crecimiento económico proyectado para el 2016 será de 3.6 por ciento, la inflación se mantuvo en promedio por debajo del 3 por ciento, las remesas alcanzaron un monto equivalente al 17 por ciento del PIB y el crecimiento promedio de la inversión extranjera directa en los últimos tres años fue de 6.7 por ciento.

Sin embargo, según la Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples realizada en el año 2015, el 63.7 por ciento de los hogares es pobre y el 40 por ciento sufre de pobreza extrema. Además, el nivel de desempleo alcanza el 6 por ciento y el de subempleo el 50 por ciento de la población. Por lo tanto, los autores recalcan que, si bien el comportamiento macroeconómico reciente se ha caracterizado por una reducción de sus principales déficits y un comportamiento económico relativamente favorable, Honduras no ha sido capaz de generar un crecimiento económico adecuado para disminuir los altos niveles de desempleo y pobreza en el país.

Posterior al contexto, el análisis plantea algunos problemas estructurales que afectan el presupuesto de 2017. El primero de estos es que, a pesar de los esfuerzos vertidos para reducir el déficit fiscal, la deuda pública de Honduras creció en 2016 llegando a 3.6 por ciento del PIB, lo cual se debe según el gobierno a una mayor asignación de recursos para inversión pública.

Por otra parte, aunque han habido mejoras en la recaudación de impuestos también se han otorgado beneficios fiscales como las exoneraciones a los consorcios encargados de la ejecución de proyectos de Alianzas Publico Privadas y la eliminación al impuesto sobre las ventas a la maquinaria, equipo e insumos agrícolas. Dichas exenciones, argumentan los autores, representan una cantidad importante de recursos que pierde el Estado sin conocer los beneficios que se podrían obtener de ser invertidos en temas relacionados con la generación de empleo y bienestar.

En cuanto al gasto público, se expone que el proyecto del presupuesto 2017 tiene varias modificaciones en comparación del presupuesto del año anterior. Entre los rubros que aumentaron, el mayor incremento se presenta en protección social, seguido por asuntos económicos, mientras que la mayor disminución la presentó el rubro de vivienda y servicios comunitarios, seguido por el de servicios de salud y protección del medio ambiente. Con este nuevo nivel de gasto los rubros de mayor importancia en el presupuesto 2017 son deuda pública con el 23.5 por ciento; educación, investigación, cultura y actividades con el 20 por ciento; servicios públicos generales (16.4 por ciento) y defensa inseguridad (13.6 por ciento).

Ante este presupuesto, el ICEFI realiza recomendaciones para lograr un presupuesto más acorde con los retos del desarrollo y la democracia de Honduras. En materia de ingresos públicos y de administración tributaria, los autores recomiendan realizar una estimación del efecto en la tributación de los decretos legislativos que otorgan exoneraciones tributarias, para llegar a una cuantificación del gasto tributario, entender quiénes son los beneficiarios y cuál es el beneficio obtenido por parte del Estado y los ciudadanos. También se recomienda mantener el impuesto del 1.5 por ciento sobre las ventas brutas ya que según los autores este constituye un elemento eficiente de recaudo.

En cuanto a gasto público, se recomienda encaminar el uso de recursos públicos a las actividades que generan más utilidad social. Esto consiste en reasignar en el futuro recursos que han sido establecidos para seguridad, defensa y gasto social a los rubros de salud, educación, seguridad social e inversión pública. Asimismo, en el documento se resalta que el presupuesto dirigido a la protección del medio ambiente no recibe recursos suficientes y solo constituye el 0.4 por ciento del gasto total, aún menor que en el presupuesto del año anterior. A pesar de esto se menciona que se ha presentado para el proyecto 2017 un presupuesto consolidado para la estrategia nacional de cambio climático en Honduras.

Con respecto a déficit fiscal y deuda pública, se recomienda analizar el riesgo de la deuda interna para el ejercicio fiscal de 2017 que tenga en cuenta aspectos como que los institutos de pensiones sean los mayores tenedores de deuda pública interna, y el tamaño de las inversiones que dichas entidades están haciendo en proyectos públicos. Finalmente, en transparencia y rendición de cuenta los autores recomiendan no hacer uso de fideicomisos y reasignar los fondos a las instituciones para que estos sean visibles, realizar audiencias públicas para que la sociedad civil presente sus puntos de vista sobre la asignación de los recursos, y por último, velar por que las prioridades de gasto respondan a los intereses colectivos.

 

Escrito por: Juan Carlos Mora Betancourt.

Crédito de la foto:Flickr: Juan Alvarez