Aceptación del frijol fortificado en Guatemala
Source: Flickr: auntjojo
Share

Las semillas mejoradas han sido desarrolladas como respuesta para distintos problemas, tal como ser variedades resistentes a la sequía incluidas dentro de programas de agricultura climáticamente inteligente. También han sido utilizadas como herramientas de bio-fortificación para suplantar la alimentación. El éxito de la bio-fortificación depende de si los cultivares nuevos mejorados son aceptados o no por las poblaciones objetivos, y para ello es necesario que los atributos del nuevo producto sean preferidos por los consumidores. En esta vena, un nuevo trabajo de investigadores del CIAT publicado en la revista International Journal on Food System Dynamics busca identificar factores que facilitan la aceptación de frijoles fortificados con hierro por parte de los consumidores en Guatemala.

Tal como se ha explicado anteriormente, Guatemala sufre grandes problemas de malnutrición, también relacionados con el consumo insuficiente de micronutrientes. Según datos de 2012, el 24 por ciento de los niños y el 20 por ciento de las mujeres sufren de deficiencias de hierro en las zonas rurales. Una estrategia común es la suplementación mediante polvos para enriquecer las comidas preparadas, pero aprovechando que el país tiene una de las tasas más altas mundiales de consumo de frijol per cápita (12 kg por persona por año según datos de FAO en 2011), la venta de cultivares fortificados se analiza como opción viable.

Los autores realizaron una serie de consultas durante agosto de 2013 a consumidores y vendedores minoristas sobre sus preferencias al comprar, cocinar y consumir frijoles. Las áreas encuestadas fueron 12 comunidades en la municipalidad de San Sebastián de Huehuetenango y la ciudad de Guatemala. Estas municipalidades se eligieron dada la alta prevalencia de la malnutrición e insuficiencia de hierro: 72 por ciento de los niños menores de 5 años sufren desnutrición crónica y más del 30 por ciento de los niños y mujeres embarazadas sufren anemia.

Los precios del frijol en el noroeste del país varían por color, variedades blancas y rojas son las más caras, reservadas para ocasiones especiales, con el frijol negro la variedad de consumo diaria. Se estableció entonces el precio del nuevo producto a un nivel similar al frijol negro, dado que se desea reemplazar el consumo diario. Se relevaron 360 encuestados rurales, entregándoles por día una libra de producto fortificado y una libra de producto local a ser consumido y evaluado en el hogar. A algunos hogares se les explicó cómo distinguir entre las dos variedades y a otros no, a los hogares a los que se les brindó la información nutricional, se hizo esto a través de un mensaje de radio pregrabado.

A los encuestados, se les pidió evaluar los siguientes atributos visuales y de cocción: color y tamaño del frijol crudo, sabor del frijol, tiempo de cocción y textura de cocción. Se dividió la intervención en tres tratamientos, uno donde no se brinda ninguna información nutricional, otra donde se brinda información nutricional en la primera visita y otra donde se brinda la información en dos visitas. La evaluación se llevó a cabo en 3 días, el primero explicando la intervención y entregando el producto a ser consumido el día siguiente, el segundo para realizar la evaluación sensorial y hacer una nueva entrega y el tercer día para llevar a cabo una segunda evaluación sensorial.

Más del 80 por ciento de los participantes calificaron ambos varietales con la satisfacción más alta. Estos resultados son ligeramente más altos para la variedad fortificada, en todas las características evaluadas, excepto para dureza del producto cocido, que, si bien siempre fue satisfactoria, la variedad normal tuvo una calificación levemente mejor. Así, la variedad fortificada tuvo calificaciones estadísticamente significativas y más altas a la variedad normal en los atributos de tiempo de cocción, espesor del producto cocido, sabor y color y tamaño del frijol crudo. También encontraron que brindar información nutricional previa intervención tiene efecto en la preferencia de consumo del frijol fortificado, pero no existe impacto en cuantas veces se imparta la información.

Al preguntar por las características más relevantes al elegir el tipo de frijol, se resaltaron el color, tiempos y textura de cocción. Así, se prefieren frijoles de colores más oscuros y saturados, dado que los asocian con producto más nuevo. Similarmente, producto con menor tiempo de cocción también implica mayor frescura del frijol, pero también menos gasto de recursos para su cocción (tiempo e insumos como la leña). El sabor y la textura es fundamental para asegurarse el consumo infantil, dado que en gran parte de las áreas rurales de Guatemala se alimenta a los niños en base al caldo del frijol.

Los resultados marcan que la variedad fortificada tiende a ser más aceptada en los grupos de hogares con mujeres jóvenes, que compran frijol en el mercado, tienen una probabilidad más baja de ser pobres y son menos probables de ser productores de frijol. El grupo que acepta medianamente se caracteriza por hombres de edad promedio de 39 años, no compran frijol en el mercado y tienen educación más alta que otros grupos. El grupo que es indiferente al producto, se caracteriza por hogares de gran tamaño, con alto consumo de frijol, alto ingreso proveniente de actividades agrícolas y productores de frijol. La información nutricional parece no cumplir un rol en la formación de preferencias del consumidor, aunque la repetición puede que incremente la aceptación en algunos de los atributos de la variedad fortificada (como ser el color), especialmente cuando se entrega la información a los hombres. Los autores sin embargo, sugieren extender esta intervención a comunidades menos accesibles, dado que se considerarían la población objetivo para este producto, por lo que sus preferencias y opinión son de suma importancia.

Por más detalle en la descomposición de los distintos resultados, se puede consultar el artículo en el siguiente enlace.

Escrito por Florencia Paz. 

Crédito de la foto:Flickr: auntjojo