Perspectiva Agrícola Regional 2017-2018
Source: Flickr user: Alex Steffler
Share

El marco provisto por la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible proveen un marco que favoreci√≥ la implementaci√≥n de pol√≠ticas enfocadas en el crecimiento econ√≥mico, la protecci√≥n del medio ambiente y la inclusi√≥n social. El efecto de estas pol√≠ticas en el √°mbito de la agricultura y el desarrollo rural se incluye en el √ļltimo reporte: The Outlook for Agriculture and Rural Development in the Americas: A Perspective on Latin America and the Caribbean 2017-2018. Este documento es el producto de un esfuerzo conjunto entre la CEPAL, FAO y el IICA, donde se analizan los principales cambios que tuvieron lugar en el campo durante 2016 y 2017.

El reporte considera así las proyecciones y tendencias principales en la región, en el contexto caracterizado por una recuperación de la economía global en 2016 lenta y desigual, pero con signos de una recuperación económica en 2017 como la reducción en la pobreza, brecha de la pobreza y desigualdad de los ingresos.  Los avances probablemente debidos a políticas sociales recientes y esfuerzos políticos para promover el desarrollo económico. El reporte se divide en cuatro secciones, donde se describe el contexto de la macroeconomía, del sector agrícola, el bienestar rural, y el marco institucional.

Dentro del contexto macroecon√≥mico, se explica que, si bien el crecimiento durante 2016 fue d√©bil, se espera una mejora de la econom√≠a para los pr√≥ximos a√Īos, aunque existe cierta incertidumbre, sobre todo en pa√≠ses exportadores de materia prima. Los pa√≠ses emergentes se enfrentar√°n a precios de materias primas en ca√≠da, sobre todo por falta de demanda desde China. En Latinoam√©rica, problemas pol√≠ticos dentro de la regi√≥n, as√≠ como la incertidumbre sobre la pol√≠tica de comercio exterior por parte de los Estados Unidos complica a√ļn m√°s las proyecciones. A nivel global, el comercio entre los pa√≠ses creci√≥ menos que el producto total, pero hubo una leve recuperaci√≥n al fin de a√Īo. Para El Salvador, Guatemala y Honduras, las tasas de crecimiento para 2016 y 2017 rondan entre el 3 y el 4 por ciento.

En el sector agr√≠cola, El Salvador, Guatemala y Honduras han observado positivas tasas de crecimiento en los √ļltimos 10 a√Īos para la producci√≥n total agr√≠cola y el ingreso agr√≠cola nacional.¬† El crecimiento del ingreso agr√≠cola si bien ha sido positivo, no ha sido muy alto, sin superar el 4 por ciento en el per√≠odo considerado, en contraste con Colombia, Bolivia o Rep√ļblica dominicana, que observaron tasas superiores al 10 por ciento. Los pa√≠ses centroamericanos registraron la menor reducci√≥n de sus exportaciones, en parte gracias a la proximidad con los Estados Unidos que todav√≠a sigue en proceso de recuperaci√≥n. El Ni√Īo provoc√≥ una ca√≠da de la producci√≥n interna de hasta el 20 por ciento, como fue el caso de Honduras y Nicaragua. Respecto a la producci√≥n de cereales, la mayor parte de los pa√≠ses centroamericanos se recuperaron del impacto del Ni√Īo durante 2015 y primera mitad del 2016 y los precios dom√©sticos de algunos pa√≠ses subieron considerablemente.

Sobre el bienestar rural, se analizaron datos provenientes de encuestas llevadas a cabo entre 2002 y 2014 en 12 pa√≠ses, dentro de los cuales se encuentra El Salvador y Honduras y dividieron los hogares en cinco tipos: asalariados agr√≠colas, asalariados no-agr√≠colas, aut√≥nomos agr√≠colas, aut√≥nomos no-agr√≠colas y otros. Se observa una transici√≥n estable desde el sector agr√≠cola al sector no agr√≠cola, con el salario en el sector agr√≠cola reduci√©ndose en m√°s de un 20 por ciento, mientras que el no-agr√≠cola aument√≥ en un 50 por ciento. Los datos muestran tambi√©n una significativa falta de habilidades correspondientes para los hogares que dejan el sector agr√≠cola para entrar al no-agr√≠cola, lo que denota falta de entrenamiento para facilitar la transici√≥n. Sin embargo, dicha transici√≥n est√° acompa√Īada por la reducci√≥n significativa tanto de la tasa de pobreza, de la brecha de la pobreza y la desigualdad econ√≥mica, en parte gracias a los programas sociales. Otra observaci√≥n es un aumento del n√ļmero de hogares cuyo jefe de hogar es femenino y la desigualdad sostenida en lo que respecta a medidas de bienestar no monetarias, tales como ser nivel de educaci√≥n y calidad del hogar.¬† Tambi√©n, los hogares pobres rurales contin√ļan teniendo problemas para cubrir sus necesidades b√°sicas.

El reporte analiza las innovaciones m√°s recientes en el manejo de las pol√≠ticas p√ļblicas agr√≠colas en el marco de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los gobiernos han perseguido continuamente los objetivos de eficiencia y efectividad del gasto p√ļblico para poder tomar ventaja de las oportunidades para el desarrollo sostenible de la agricultura y las √°reas rurales. A nivel mundial, la corriente es el desarrollo de pol√≠ticas con enfoque de mercado para ayudar a los productores a tomar mejores decisiones, pero en Latinoam√©rica, los esfuerzos de apoyo no se traduzcan en recursos p√ļblicos para la provisi√≥n de servicios generales a los productores (ej., entrenamiento o mejora de la infraestructura). Las pol√≠ticas en la regi√≥n se han migrado hacia el manejo integrado del riesgo, como ser programas de seguros agropecuarios, dado que el soporte directo a la agricultura disminuye y los efectos del cambio clim√°tico aumentan. Estas pol√≠ticas, est√°n todav√≠a en etapa incipiente dada la falta de financiamiento y la alta inversi√≥n en capital humano que requieren. Para el refuerzo de los sistemas alimentarios, es necesario sin embargo la promoci√≥n de la producci√≥n y consumo sostenible, pero con atenci√≥n a la seguridad alimentaria y nutricional, lo que es discutido al final del reporte en detalle.

Por más información sobre políticas específicas sugeridas, así como un análisis más profundo de la situación y tendencias, se puede consultar el documento completo en el siguiente enlace.

Escrito por Florencia Paz.

Crédito de la foto:Flickr user: Alex Steffler