Resultados positivos para 2018 en los mercados de granos básicos
Source: Adam Cohn
Share

FEWSNET publica anualmente el boletín Regional Supply and Market Outlook, en el que hace un análisis resumido de la disponibilidad regional de alimentos básicos durante la última campaña, su evolución y el comportamiento proyectado de los precios, con implicaciones locales. En la última edición del mismo, se analiza el período entre agosto de 2017 y julio de 2018, cubriendo tres cosechas: la Primera entre el agosto y octubre pasados, la Postrera noviembre de 2017 y marzo de 2018 y la Postrera Tardía o Apante entre enero y febrero de 2018. Los resultados de estas dos últimas cosechas son estimados proyectados que podrían cambiar una vez que se tengan los resultados concretos.

En la región, se espera que la producción de maíz y frijol alcance niveles por arriba de lo observado el año anterior y, por ende, de los últimos cinco años, mientras que la producción de arroz podría mantenerse igual al año pasado. Extendiendo el análisis a los balances alimenticios, entonces habría un exceso regional de maíz blanco y frijol y el mismo déficit en los mercados de arroz que el año pasado que se cubriría con producto importado. Así, los precios se esperarían cerca o por debajo del promedio en todos los países de Centroamérica hasta que empiece la próxima cosecha de Primera en agosto de 2018.

La cosecha de Primera contribuye aproximadamente el 70 por ciento de la producción regional anual de maíz y el 25 de la de frijol. El exceso de lluvias en ciertas regiones de alta intensidad en Honduras y Nicaragua afectó la producción atrasando la cosecha, y tal como presentamos previamente, provocó resultados localizados por debajo del promedio. El primer productor de maíz en la región es Guatemala, seguido por El Salvador. Durante la Primera, Guatemala obtuvo cosechas de maíz promedio mientras que, en El Salvador y Honduras se observaron resultados por arriba del promedio. Los precios del maíz están al momento por debajo del promedio en toda la región, siendo más bajos en El Salvador y Nicaragua.

Para la campaña 2017-2018 se espera que los precios sigan las tendencias estacionales normales, aunque manteniéndose por debajo del promedio hasta julio de 2018. En Guatemala se esperan exceso de oferta de maíz durante toda la campaña. El Salvador registra una producción récord, superior aún a la de 2012-2013, por lo que se espera que se establezcan exportaciones formales e informales a Honduras, donde existe un déficit de maíz a pesar de haber tenido una producción por arriba del promedio. Aun así, se espera que los precios en El Salvador se mantengan por debajo del promedio. Dado que los precios de maíz ya están en el nivel mínimo permitido dado los costos de producción, se espera que se mantengan estables durante enero, porque no pueden bajar más como suele suceder luego de la Postrera.

Se estima así, que, respecto al maíz, El Salvador vea su cosecha, oferta neta y autosuficiencia en aumento respecto al año anterior. En Guatemala, la oferta neta muestra el mayor crecimiento respecto al año pasado, mientras que en Honduras si bien la cosecha ha crecido, el mayor aumento en la demanda produciría una reducción considerable en oferta neta.

Por su parte, la mayor parte de la producción de frijol proviene de las cosechas de Postrera y Apante. Los principales productores del frijol negro son Guatemala y Costa Rica, que tuvieron resultados por debajo del promedio durante la Primera por exceso de humedad. Países productores de frijol rojo vieron resultados por arriba del promedio, por lo que Honduras y El Salvador no necesitarían importar tanto producto. Honduras tuvo resultados especialmente positivos superando a El Salvador como el segundo mayor productor de frijol rojo de la región.

Al momento, los precios del frijol son promedio en Guatemala, El Salvador y Honduras, presentando este último los más bajos de los tres países. Las tendencias para la campaña en cuanto al frijol muestran que los precios se mantendrán por debajo del promedio, aunque siguiendo el comportamiento estacional típico.

En El Salvador, análisis por componente marcan que la oferta neta del frijol aumentó casi un tercio gracias a aumentos de la cosecha mayores a la demanda. En Guatemala por su parte ambas, demanda y cosecha, aumentaron proporcionalmente, por ende, la capacidad de autosuficiencia se mantuvo constante. Honduras muestra un alto crecimiento la cosecha acompañado por un crecimiento menor en la demanda, por lo que la oferta neta se muestra en un marcado crecimiento y la capacidad de autosuficiencia también.

Algunos de los eventos que pueden afectar estas tendencias son el comportamiento de las lluvias, fluctuaciones en el mercado de tipo de cambio y la tensión política. Lluvias por debajo del promedio o erráticas podrían reducir los resultados para la Postrera y Apante, y dadas las limitadas fuentes de importación de producto, se dañaría la capacidad de la región para regular los precios o aumentar la oferta. Irregularidad en las lluvias a fines de la campaña también afectarían los precios del maíz en junio y julio dado comportamiento especulativo ante las expectativas para la próxima Primera.

El boletín también incluye análisis sobre los indicadores del mercado para la campaña 2017-2018. En base a los mismos, se espera que la disponibilidad de granos básicos en la región se mantenga favorable por segundo año consecutivo. Los indicadores claves que se recomiendan para tener una idea sobre la evolución de los mercados son las importaciones de grano internacional, los flujos del comercio regional de granos, la oferta y precios globales de productos básicos, las fluctuaciones en el tipo de cambio y las políticas gubernamentales.

Por más información, se puede consultar el documento en su totalidad en el siguiente enlace.

Escrito por Florencia Paz.

Crédito de la foto:Adam Cohn