Cultivos de Guatemala en Febrero
Source:
Share

El Gobierno de Guatemala ha puesto en circulación la última edición del Boletín de Monitoreo de Cultivos, correspondiente al mes de febrero de 2018. Siguiendo con las perspectivas optimistas para el resto de la región, se estima que la evolución de la producción ha sido favorable para los cultivos de interés.

En el país se registraron abundantes lluvias durante el mes de enero, lo que afectó negativamente las cosechas, así como causó inundaciones en la región del Norte, Caribe y la Franja Transversal del Norte del país. En febrero se esperó que las condiciones fueran similares a lo observado en el mes anterior.

Los daños por heladas y exceso de lluvias en granos básicos y hortalizas se concentraron en la región centro del país, en especial para el cultivo del maíz. Si bien no se considera que estos daños se traduzcan en cambios en los precios en los mercados, dado que la perspectiva de resultados totales de las cosechas es positiva en el resto del país, si se espera que la seguridad alimentaria inmediata de los productores afectados esté impactada.

Para el cultivo de maíz específicamente, se reporta que evolucionan positivamente en sus etapas fenológicas para la cosecha de Apante, alcanzando la fructificación, y hasta la cosecha en determinadas localidades de San Benito. En los lugares donde se no se lleva a cabo la cosecha de Apante, se han iniciado la preparación de suelos y siembra de humedales.

Los precios a mayorista del maíz blanco se mostraron entre diciembre y enero a la baja gracias a entrada de producto al mercado, lo que es normal dada la estacionalidad. Este producto es de origen tanto almacenado, así como recién cosechado. La entrada de producto nacional provocó la disminución de los requerimientos por importaciones mexicanas del grano. En comparación con el año anterior, los precios son un 13 por ciento más bajos, y a su vez, inferiores al promedio de los últimos 5 años. La expectativa para los próximos meses es que los precios empiecen a aumentar dado que no habrá más entradas de maíz hasta la cosecha de Primera.

A nivel minorista, los precios del maíz se observaron un poco más altos entre diciembre y enero, aunque es menor que lo observado en los últimos 5 años. El éxito de las últimas cosechas, brindando retornos muy por arriba de lo normal más la entrada de producto desde México, provocaron que la variación de los precios en los últimos meses haya sido muy baja. Precios bajos benefician a los hogares que dependen de la compra de grano para su consumo, pero perjudica los rendimientos percibidos de los productores, por lo que se teme que la siembra futura caiga.

El cultivo del Frijol por su parte también se está llevando a cabo con éxito, con la mayoría de los municipios productores observando la fructificación de las plantas, excepto donde tuvieron que iniciar la temporada con retraso por exceso de humedad.

Los precios al mayorista del frijol entre diciembre y enero se observaron con una ligera alza, dado que hubo una pequeña caída en las cantidades provenientes de la cosecha de oriente. Sin embargo, a fines de mes ya entraron en el mercado nuevos inventarios desde Petén. Aún con la pequeña alza, los precios se manifestaron casi un 15 por ciento más bajo que los observados el año pasado, y si bien inferior también al promedio de los últimos 5 años, los precios de enero de 2018 fueron ligeramente más altos que los de enero de 2014, 2015 y 2016. Se espera estabilidad de los precios del frijol en el futuro próximo, o con una ligera alza por los daños en las cosechas en el Norte.

En el mercado minorista también se observaron precios con leve crecimiento del frijol entre diciembre y enero, y venían también con tendencia decreciente desde los últimos meses previos, gracias a las entradas de Oriente. El cambio de tendencia observado en enero es atípico para el año, pero es normal dados los daños por exceso de lluvias en las regiones productoras. Si bien puede que esta tendencia a la suba se mantenga en los próximos meses, se estima que las variaciones en los precios serán muy pequeñas gracias a la posible entrada de granos desde México.

En cuanto a las reservas de los granos, se reporta que la mayoría de los hogares cuentan con suficientes inventarios, excepto aquellos de la zona sur que dependen exclusivamente de la compra de maíz y frijol para su consumo. Si bien las reservas de maíz registradas son menores que las observadas el año pasado, son suficientes para cubrir la demanda nacional a precios comparables. Para el frijol, las reservas son superiores al año pasado, sobre todo en el Occidente y Oriente del país.

Se recomienda sin embargo, atender las necesidades de los hogares que hayan sufrido pérdidas de producto debido a las inundaciones para prevenir el impacto a su seguridad alimentaria mediante asistencia alimentaria cuando necesaria. Para minimizar los daños por exceso de lluvias, también se requiere invertir en conservación de los recursos naturales e inversión en infraestructura para prevenir inundaciones.

Por más información, se puede consultar el boletín en el siguiente enlace.

Escrito por Florencia Paz.

Crédito de la foto: