Propicios inicios de la Primera de 2018
Source: Bruno Vanbesien
Share

Con la siembra de la cosecha de Primera habiéndose iniciado en parte de Centroamérica, los últimos documentos de monitoreo de FEWSNET están pronosticando en general buenos resultados para la región.

En la última edición de la Actualización de Monitoreo Remoto para El Salvador, Honduras y Nicaragua, se nota que en general la región ha recibido precipitaciones dentro de los rangos normales, propiciando la siembra y brindando buenas expectativas para los resultados de la cosecha. Sin embargo, se percibieron lluvias por debajo del promedio durante mayo en El Salvador, aunque no se proyecta que tenga efectos considerables sobre la cosecha. Mirando a futuro, se espera que luego del fin de la cosecha de Primera, se manifieste en toda la región El Niño hasta el invierno de 2018.

Respecto a los mercados de granos básicos siguiendo los movimientos estacionales, los precios continúan en alza. Esto se debe a que la mayoría de los hogares está dependiendo del mercado para el consumo de granos, mientras esperan los resultados de la Primera. Las variaciones de precios del frijol rojo intermensuales en El Salvador y Honduras se mantienen estable, pero el maíz está en un alza superior a lo observado el año pasado en Honduras.

En los hogares más pobres, las reservas se han agotado, sobre todo en las zonas del corredor seco. En el Salvador, se ha dispuesto de la entrega de paquetes de apoyo a los productores, principalmente de la forma de semilla de maíz. Si bien en general la población de Honduras y El Salvador se espera en fase de inseguridad Alimentaria Mínima, se espera que una parte de los hogares sin reservas alimenticias, con bajas oportunidades de empleo se consideren en Estrés (Fase 2, CIF) hasta que la cosecha de Primera termine.

Si las precipitaciones continúan cayendo en los rangos normales pronosticados, se espera que una vez que los hogares recuperen sus abastecimientos, se encuentren dentro de fase de inseguridad alimentaria Mínima hasta principios de 2019.

Para Guatemala, por su parte, desde FEWSNET se ha compilado la Perspectiva de Seguridad Alimentaria abarcando de junio de 2018 hasta enero 2019. En general, se esperan cosechas cercanas al promedio gracias a las lluvias. Las siembras para la primera se llevaron a cabo de acuerdo con el calendario, sin retrasos observados. Precipitaciones excesivas en la región del Pacífico han ocasionado inundaciones y derrumbes, con daños muy focalizados. Se espera que la canícula se haya presentado a principios de julio, durando una semana, seguida por lluvias normales, y la presencia de El Niño en la segunda parte del año.

Los precios se mantienen estables, gracias a la compensación en el mercado de grano nacional con importaciones hasta que entre el producto de la Primera. Así, se observa que, para el frijol negro, los precios en junio han caído un 8,33 por ciento respecto al mes de mayo.

Con pronósticos de la Primera positivos, se espera también que la Postrera se lleve a cabo con resultados cerca del promedio gracias a buenos acumulados de humedad en suelos. Los precios de los granos se esperan también que se mantengan estables, siguiendo la tendencia estacional, con una leve caída en agosto y subiendo en diciembre como es normal para la época. Entrada de granos básicos de la Primera y Postrera se compensaría con importaciones para mantener precios en los rangos normales.

En cuanto a la seguridad alimentaria, en el documento se detalla que, si bien en general los hogares del país se encuentran en fase de inseguridad alimentaria Mínima, aquellos en el corredor seco y los afectados por el volcán de Fuego se encuentran en Estrés. Los hogares vulnerables del corredor seco no han podido aún recuperarse de los deterioros observados durante 2013 y 2016, si bien las últimas cosechas han brindado consistentemente resultados superiores.

Los hogares productores del corredor seco, aunque han tenido mayor abastecimiento de granos básicos, ya han acabado sus reservas, dependiendo de las compras en el mercado para obtener alimentos. Dado que la temporada de demanda de mano de obra también ha terminado, estos hogares se encuentran además con restricciones presupuestarias. Los buenos pronósticos de resultados en las cosechas se espera que beneficien la seguridad económica de estos hogares mediante el aprovisionamiento de las reservas alimentarias.

También se esperan mayores oportunidades de empleo temporal de la mano de la temporada de cosecha de la Primera y luego, la Postrera mejorando la situación económica de los hogares vulnerables. Es por esto, que se espera que los hogares no cambien su situación de inseguridad alimentaria de Estrés hasta después del final de la Postrera.

El documento además analiza la situación de las regiones de Guatemala en particular, agrupadas por zonas de preocupación. Así, por más detalle, se puede consultar el documento para Guatemala en siguiente enlace y para Honduras y El Salvador, aquí.

Escrito por Florencia Paz.

Crédito de la foto:Bruno Vanbesien