Aplicación de los Pronósticos Climáticos a la SAN
Source: http://www.canalclima.com
Share

Se realizó en julio del presente año en Tegucigalpa-Honduras el Foro Regional de Aplicación de los Pronósticos Climáticos a la Seguridad Alimentaria y Nutricional. Este evento contó con la presencia de expertos provenientes del SICA, de entidades de cooperación internacional, de gobiernos  y de instituciones no gubernamentales, quienes analizaron las más recientes perspectivas climáticas para el período agosto –octubre del 2015, y su impacto en el sector agropecuario y la seguridad alimentaria de la región. A su vez, se hicieron recomendaciones para prevenir y mitigar el efecto negativo de los eventos climáticos en la disponibilidad del agua, en el sector cafetero y en la gestión de riesgo.

Entre las principales eventualidades climáticas para los meses venideros incluidas en la perspectiva climática de la región podemos encontrar:

  • Belice: experimentaría entre agosto y octubre el segundo pico de la temporada de lluvias.
  • Guatemala: presentaría deficiencia de lluvias a comienzos del mes de agosto en las regiones del nororiente y la meseta central. A partir de la segunda mitad del mes de agosto se esperan más precipitaciones que podrían seguir hasta septiembre.
  • El Salvador: se prevé una sequía moderada entre julio y agosto. La estación de lluvias ocurriría normalmente pero podría adelantarse un poco debido al fenómeno de El Niño.
  • Honduras: se esperan sequias fuertes que pueden extenderse hasta finales del mes de agosto, también se esperan temporadas secas en septiembre y octubre.
  • Nicaragua: se esperan variaciones en los niveles de lluvia que podrían durante los tres meses del pronóstico.
  • Costa Rica: Se espera un veranillo fuerte en el mes de agosto e irregular distribución de la lluvia en la región Pacífico. En la vertiente del Caribe existen altas probabilidades de temporales de lluvia.

En el foro también se elaboraron una serie de recomendaciones con el fin de contrarrestar los efectos negativos del clima en la zona en varios sectores, a continuación se presentan algunos ejemplos:

  • Sector Agropecuario: se recomienda el monitoreo de las temperaturas para ajustar los periodos de siembra en el Corredor Seco Centroamericano, cuyos cultivos de maíz, frijol, entre otros, han sido impactados negativamente por las sequias que se han venido presentando. Otras alternativas que pueden considerarse son la utilización de semillas resistentes o el cultivo de Maicillo o Sorgo que toleran mejor el calor. Para el sector pecuario se recomienda la provisión y suministro de agua y alimentos complementarios antes de la estación seca, y en lo posible, la movilización del ganado a zonas menos afectadas por la sequía. Por último, la diversificación de la finca y los cultivos en asocio pueden representar ingresos no agrícolas complementarios para aquellos productores que dependen completamente de un solo producto.
  • Sector del agua y gestión de riesgo: Utilizar la perspectiva climática como una herramienta de asesoramiento para la población. Realizar de manera más proactiva la gestión de riesgo en el sector, y en algunas zonas de aumento de lluvias evitar las inundaciones mediante regulación escalonada de descargas y represas
  • Salud y nutrición: enviar oportunamente a las autoridades pertinentes reportes sobre alertas epidemiológicas y realizar acciones preventivas contra enfermedades de fácil propagación como el dengue y la chikungunya.

Además de las recomendaciones a manera sectorial, en el foro se concluyó que es fundamental en la región i) impulsar un modelo multisectorial frente a la variabilidad del cambio climático con el fin de promover la resiliencia, control y medidas preventivas en la población, ii)promover la participación de la población para que participe de manera activa en medidas que fortalezcan la salud, iii)fortalecer la vigilancia y monitoreo de la calidad del agua y los alimentos, iv) difundir el uso de los pronósticos climáticos en los gobiernos como herramienta para la elaboración de planes de contingencia, v) fortalecer las alianzas público privadas y de otros actores involucrados, vi) evitar que los turistas sirvan inconscientemente de transporte de enfermedades de fácil propagación, y vii) desarrollar la  inclusión de los países en reuniones de discusión de pronósticos climáticos para que realicen aportes y ayuden a prevenir y controlar el impacto del climático.

Acceda al informe completo del XXVI Foro Regional de Aplicación de los Pronósticos Climáticos a la Seguridad Alimentaria y Nutricional siguiendo el siguiente enlace.

Crédito de la foto:http://www.canalclima.com