Resumen Ejecutivo del Diálogo Virtual: El Niño y La Niña y la Producción
Source: CONRED Guatemala
Share

Resumen Ejecutivo del Dialogo Virtual (25 de Septiembre de 2015)

“Los fenómenos de el Niño y La Niña y sus Efectos en la Producción de Granos Básicos”

Expertos Centroamericanos de distintas organizaciones en el campo de seguridad alimentaria y nutrición se congregaron este día para abordar la temática desde sus respectivas disciplinas y campos de conocimiento. Se puede leer el intercambio en detalle en el Resumen Completo.

Componente I: Comprendiendo el fenómeno

Los expertos han realizado un repaso de las principales características de la sequía en Centro América como responsabilidad del fenómeno de El Niño. Se ha establecido que desde lo climatológico el corriente evento es similar con el de los los años 1997-1998, aunque no se sabe aún si las consecuencias serán en igual magnitud o no.

Las últimas predicciones representan un evento muy fuerte, con temperaturas de más de 2ºC por arriba de lo normal, haciendo pico en algún momento al final del año calendario. Esto es preocupante dado que perjudicaría aún más la segunda cosecha y el comienzo de la primera para 2016.

En cuanto a la región en general, se acordó que la situación en el Corredor Seco es grave. Se contrastaron las distintas fuentes de información, desde organismos que están trabajando en la región como lo son el Comité de Recursos Hidráulicos de SICA y FEWSNET hasta los los ministerios y secretarias que tienen datos relevados en campo. Esta discusión se puede leer en su extensión en Resumen Completo del Dialogo Virtual. En general, la primera cosecha se ha visto muy perjudicada en el considerado corredor seco, con estimaciones que la marcan como la temporada más seca en los últimos 35 años. Se está prestando especial atención para el desarrollo de la cosecha postrera, porque podría permitir recuperarse.

Para el caso de Honduras, se ha definido la sequía como severa, con déficits de lluvias generalizados durante la primera según todas las fuentes de información. Además el Niño está provocando exceso de lluvias en el occidente que puede terminar provocando inundaciones y perdidas de la postrera. El Salvador tuvo una primera bajo sequía moderada, y se espera que se recuperen los niveles de precipitaciones durante la postrera. El caso de Guatemala es un poco más preocupante porque existe una porción de la población vulnerable que no produce durante la postrera, por ende las perdidas están ya absorbidas. En el momento, también están con problemas de exceso de lluvias que pueden desembocar en inundaciones.

Un problema entonces que se marcó es la recarga hídrica, porque la mala administración de la explotación agrícola y cursos de agua, potencia los efectos negativos de la situación de sequía. Los planes agrícolas y de desarrollo necesitan centrarse en desarrollo sostenible.

Componente II: Estimaciones de los daños para 2015 en los cultivos más importantes de la Seguridad Alimentaria y Nutricional

Como se mencionó previamente, uno de las preocupaciones de las pérdidas agrícolas en la región yace en que previo a la llegada del Niño, el Corredor Seco viene atravesando los últimos 2 años con condiciones adversas por otros factores, entre los que se detalla la crisis de la roya del café, las sequías prolongadas, graves problemas inherentes a la región de pobreza y desnutrición. Esto combinado con el ENOS, es altamente perjudicial para los pobres y más vulnerables.

Es imperativo en este caso diferenciar entre pérdidas a nivel nacional y a nivel del productor de subsistencia. A nivel nacional, en muchos casos las pérdidas no representan un porcentaje muy alto, por lo que se pueden tomar acciones concretas para compensarlas. Sin embargo, como estas pérdidas se concentran en regiones específicas, como lo es el Corredor Seco para este caso, pueden llegar a representar la totalidad de la producción del productor de subsistencia, que además vive en situación de vulnerabilidad económica que le impide acceder a alimentos a través de la compra. Los expertos entonces destacan que al reportar, es necesario especificar el contexto para poder dimensionar la problemática adecuadamente. FEWSNET ha definido como crítica la situación de los hogares en el Corredor Seco para los tres países. Para mayor detalle sobre la situación en cada uno de los países, por favor remitirse al resumen completo del dialogo virtual.

Honduras cuenta todavía con suficiente reservas estratégicas de granos, pero esto puede cambiar dependiendo de los rendimientos de la cosecha postrera. Las lluvias están por debajo de lo normal, por lo que está en riesgo la pérdida de la próxima cosecha, además, estas pérdidas se concentran en el corredor seco.

En Guatemala los expertos mencionaron como preocupante el hecho de que las familias en los departamentos del Corredor Seco dependen excesivamente del frijol. Una cosecha postrera deficiente (muchos productores han evitado la siembra en Primera en anticipación a las condiciones hostiles del Niño) puede llevar a problemas severos de Inseguridad Alimentaria en cuanto a consumo de micronutrientes y hierro, que se son aportados casi exclusivamente por el frijol dada la dieta local.

En cuanto a las expectativas para la cosecha de postrera, se matizó los pronósticos negativos al especificar que en general, esta se caracteriza por ser principalmente de frijol, que en sí, es un cultivo con menor carga hídrica que el maíz, y con un ciclo de producción corto, por lo que los rendimientos están menos expuesto a las condiciones climáticas adversas. Sin embargo, la cosecha puede estar en problemas por excesos de precipitaciones en los últimos días lo que podría afectar al cultivo que está en etapas fenológicas iniciales para la Segunda cosecha. Si las lluvias se normalizasen, durante las tres primeras semanas de Octubre, se cree que la producción de frijol sería exitosa.

Componente III: Mirando a futuro la solución

Se resaltó la necesidad de fortalecer los sistemas integrados como lo es el Comité Regional de Recursos Hidráulicos del SICA (Sistema de Integración Centroamericana) para monitorear el fenómeno en la región que sea comprensivo de los esfuerzos regionales, nacionales y locales para la mitigación, por parte de organismos multinacionales, gobiernos y asociaciones no gubernamentales.

Los organismos gubernamentales responsables de cada país tienen información que muestra las realidades nacionales pero es necesario diagramar medios para permitir el aprovechamiento de dichos datos por todos los agentes involucrados (gobiernos, productores y consumidores).

En palabras de uno de los expertos, hay que pensar en términos de “cuando” en lugar de “si”. Las comunidades afectadas por El Niño deben estar en guardia, para ello es necesario que tengan acceso a la información.

Se ha enfatizado en que se tiene que hacer un trabajo especial en el ámbito de la comunicación con el público sobre los pronósticos realizados, teniendo en cuenta que mientras mayor es el plazo bajo estudio, estos pierden confiabilidad y detalle.

También fundamental, el reclamo por políticas de estado adecuadas para la gobernanza eficiente de cuencas hidrográficas y sistemas de riego, el control de la deforestación, y evitando en el medio la sobreexplotación de reservas subterráneas y salinización de planicies costeras. Es necesario propagar información sobre medidas de conservación de los suelos; instigar a la diversificación de cultivos para prevenir agotamiento de nutrientes, sobre todo en los casos de cultivos permanentes y sistemas agroforestales; modificar los incentivos para la conservación, muchos productores alquilan parcelas, por lo que no hay incentivos claros para mejorar la productividad de los mismos si pueden cambiar de terreno cuando este pierde rentabilidad. Esto se traduce en apoyo a la implementación de prácticas agrícolas como ser de cero quema, manejo de rastrojo y sistemas silvo pastoriles y de Milpa (múltiples cultivos complementarios en una sola parcela).

Sin embargo, para poder tener una estimación correcta de los efectos de los shocks así como evaluación puntual de los programas de mitigación, es esencial un diagnóstico  de los cultivos y territorios que sirva de línea de base.

Otra opción para permitir la protección de la SAN de los productores ante situaciones climáticas adversas es invertir en cultivos resistentes a las sequías (específicamente variedades de maíz y frijol que requieran ciclos fenológicos más cortos o resistentes a las sequías), creación de bancos de semillas autóctonas para permitir la diversificación de cultivos y en reservorios de agua para micro riego de baja presión, que son medidas de adaptación generalmente fuera del alcance de gran parte de la población vulnerable debido a la falta de recursos financieros.

En los últimos años diferentes programas de seguros catastróficos se han puesto en marcha para proteger a los productores en otros países, que si bien cuentan con resultados prometedores, dan lugar a la necesidad por más investigación en el tema. Por ejemplo en Latinoamérica IFPRI ha trabajado en las experiencias de México , Perú, y más corrientemente,  Uruguay.

En el caso del corredor seco, dado que la mayoría de los productores son de bajos ingresos y carecen de una cultura aseguradora, sería necesario contar con el apoyo económico del gobierno para financiar las primas. Con el apoyo público y de la cooperación internacional se puede desarrollar un sistema de soporte para las coberturas catastróficas de seguros, incluyendo la infraestructura física y de información y de los estudios para el diseño. Además sería necesario bajo la influencia del Niño pensar en coberturas plurianuales para suavizar posibles variaciones de las primas anuales. Finalmente, deben considerarse distintas opciones respecto de quien es el sujeto a asegurar dependiendo de la viabilidad económica y factibilidad de implementar coberturas catastróficas, así el sujeto a asegurar puede ser el productor individual, o una asociación de productores, instituciones micro financieras o el gobierno local o regional para atender demandas sociales y pensando en que los fenómenos naturales dañan también infraestructura pública que es necesario reponer rápidamente.

Crédito de la foto:CONRED Guatemala