Año Internacional de los Suelos
Source: Miguel Vera Leon
Share

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado al año 2015 como Año internacional de los Suelos con el fin de educar y sensibilizar a la población sobre la importancia y cuidado de este primordial recurso. En el marco de este suceso,  se creó la Alianza Mundial por el Suelo (AMS), que se encarga de coordinar los cinco pilares de acción:

  • Promoción del manejo sostenible del recurso suelo
  • Fomento de la inversión, la cooperación técnica, las políticas, y los esfuerzos educativos sobre los suelos.
  • Promoción de la investigación y el desarrollo edafológico (referente a la naturaleza)
  • Mejoramiento de la cantidad y la calidad de los datos e información edafológica
  • Armonización de los métodos, medidas e indicadores para el manejo sostenible y protección del recurso suelo.

Para que estas y otras acciones de la AMS sean realizadas eficientemente, los países se organizan en alianzas regionales. En Latinoamérica existen 2 Alianzas,  la Alianza de Centro América, México y el Caribe que es conformada por 18 países, y la Alianza  de América del Sur conformada por diez países.

El pasado mes de agosto, la FAO, en colaboración con las Alianzas regionales, publicó el primer Boletín del Año Internacional de los Suelos en América Latina y el Caribe, dedicado al tema de la degradación de los suelos. Este documento contiene noticias, entrevistas, información de proyectos, eventos, y una sección educativa, todo relacionado con las buenas prácticas agrícolas y otras actividades de conservación y protección del recurso suelo.

En la sección de noticias se habla sobre la consolidación de las Alianzas regionales por el suelo en la región. En la habana se realizó el taller de la AMS para Centro América, México y el Caribe, la reunión estuvo enfocada en promover el manejo Sostenible del suelo en la región y en analizar el plan de Implementación de Acciones a realizar entre los años 2015 y 2019. Del mismo modo durante el mes de marzo, representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela se reunieron con el fin de establecer la Alianza Sudamericana por el Suelo , cuyo fin es el de “proteger, recuperar y manejar sus suelos, un factor esencial para lograr la erradicación del hambre”. Además se delinearon los principales puntos de un plan de regional de cinco años que busca contrarrestar los principales problemas que se presentan en los suelos regionales como la erosión, la baja fertilidad, la contaminación y los cambios de uso del suelo para ampliar la frontera agrícola.

En la segunda sección del boletín se presenta una reseña sobre la degradación del suelo en América Latina y el Caribe. De acuerdo a la FAO, la degradación de los suelos constituye el principal problema al que se enfrentan los suelos de la región, afectando especialmente a América central y México. En el Salvador, el 75% de la superficie es afectada por la erosión hídrica, en Guatemala, alrededor de  274,7 millones de toneladas de productos agrícolas se pierden al año, y  en Honduras y Guatemala, la erosión afecta lugares afectados con alta incidencia de pobreza e inseguridad alimentaria, empeorando estas crisis.

De acuerdo a la información presentada en el boletín, los principales procesos de degradación en América Latina y el Caribe son el sobrepastoreo, la agricultura mecanizada y la expansión urbana, y que comprometen la capa vegetal del suelo afectando los microclimas, y la retención de carbono. Otros procesos de degradación que se presentan en el documento son i) la contaminación, ii) la compactación de suelos, iii) la erosión, iv) la salinización y alcalinización de los suelos, v) la acidificación, y vi) la perdida de materia orgánica. Para contrarrestar todos estos efectos negativos, el documento resalta que es importante acompañar los esfuerzos técnicos con la toma de conciencia por parte de las poblaciones, y el acompañamiento de un marco institucional fuerte.

La sección final del boletín contiene una sensibilización sobre el cuidado de los suelos. En la primera parte se muestran algunas actividades recreativas que pueden ser realizadas por niños y jóvenes en los colegios, como instrucciones didácticas para la elaboración de una compostera, y una descripción dinámica del papel del suelo en la alimentación de la población. En la segunda parte de esta sección se hace una descripción del uso de barreras muertas en terrenos de laderas para el control de la erosión, una descripción más completa de esta y otras prácticas de conservación de suelo puede encontrarse en el siguiente enlace.

El boletín finaliza mostrando la agenda de próximos eventos que se realizaran en la región e invitando a la comunidad científica  a colaborar con el siguiente boletín que saldrá en Octubre con el tema “Suelos y Seguridad Alimentaria”. Para mayor información, por favor diríjase al siguiente enlace.

Escrito por: Juan Carlos Mora Betancourt.

Crédito de la foto:Miguel Vera Leon