El Niño y sus Efectos en la Cosecha de Postrera
Source: Usuario de Flickr: tian2992
Share

De acuerdo al más reciente diagnóstico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, existe una probabilidad aproximada del 95% para que El Niño continúe durante el fin del corriente año en el hemisferio Norte y de que se debilite gradualmente durante principios del 2016. Este fenómeno, que ha sido considerado como de los peores en los últimos 50 años desde el punto de vista de calentamiento de las aguas del Pacífico, ha ocasionado en Centroamérica una de las peores sequías de las últimas décadas, poniendo en riesgo la producción agricultores y la seguridad alimentaria de las poblaciones vulnerables, especialmente aquellas que habitan la región conocida como el Corredor Seco.

El informe de monitoreo remoto FEWS NET para Centroamérica pronostica resultados mixtos para el final de la actual temporada de Postrera. Aunque se esperan mejores cosechas debido a la reducción de las pérdidas por sequía gracias a un aumento de las lluvias, se teme que crezca el riesgo por precipitaciones excesivas que pueden causar daños de la producción y propiciar la aparición de hongos y otras plagas. En el mismo informe se expone que la mayoría de los hogares de agricultores de subsistencia y jornaleros en el suroccidente de Honduras, en el oriente de El Salvador y en el noroccidente de Nicaragua siguen en situación de estrés y podrían encontrarse en situación de crisis de no ser atendidos con asistencia alimentaria antes de que finalice el año.

Los gobiernos de la los países de la región han sido diligentes en atender a los afectados. El gobierno Nicaragüense ha entregado 23,000 paquetes de semillas para la siembra de Postrera, en El Salvador el Ministerio de Agricultura y Ganadería distribuyó 117.400 paquetes de semillas de frijol y en Honduras la Secretaria de Agricultura y Ganadería entregó semillas de maíz, frijol, y sorgo a 41,000 hogares. Respecto a la variación de los precios de los granos en la región, en Honduras se ha mantenido el abastecimiento gracias a convenios de suministro y distribución realizados por la Secretaría de Desarrollo Económico, y en Nicaragua el gobierno ha fortalecido el acopio de grano y reactivado la venta del frijol y maíz solidario.

A pesar de las ayudas entregadas y la situación de los mercados de granos básicos el escenario sigue siendo crítico. FEWS NET estima que actualmente existen 2.5 millones de personas en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua en situación de inseguridad alimentaria aguda y requieren asistencia humana de emergencia. Para comienzos del próximo año la cantidad de personas en situación crítica podría ascender hasta 3.5 millones de personas por la temporada de escasez que se presenta en febrero/marzo.

Múltiples organizaciones gubernamentales están alertando a la comunidad internacional ante la gravedad de la situación. La FAO le pidió la semana pasada a los países de la región a que se unieran para hacerle frente al Fenómeno de El Niño durante una reunión de funcionarios gubernamentales en Panamá. La FAO también se manifestó por medio del responsable de su División de Emergencias y Rehabilitación sobre la gravedad del episodio actual de El Niño, advirtiendo que este podría intensificarse en las próximas semanas y meses e hizo un llamado a la acción. El funcionario enumeró a los catorce países con riesgos más altos entre los cuales se encuentran El Salvador, Guatemala, Honduras, y Nicaragua.

Diferentes esfuerzos se han llevado a cabo para cubrir esta emergencia. En este momento, Delegados representantes de América Central se encuentran en negociaciones en Bonn-Alemania con el fin de que mediante un acuerdo de lucha contra el cambio climático, se reconozca a la región como una de las más vulnerables al lado de países insulares y menos desarrollados, para  acceder en un futuro a mayores y mejores planes de ayuda.

Por su parte, el pasado 25 de septiembre IFPRI realizó un dialogo virtual sobre los fenómenos de El Niño, La Niña y su impacto en la producción, el cual contó con la participación de Expertos Centroamericanos de distintas organizaciones en el campo de seguridad alimentaria y nutrición. En este espacio, los expertos y participantes realizaron un repaso de las principales características de la sequía en Centro América, compartieron estimaciones de los daños para 2015 en los cultivos más importantes de la Seguridad Alimentaria y Nutricional, y se plantearon posibles soluciones a la problemática.

Entre las soluciones sugeridas por los participantes en el dialogo se destacan la necesidad de fortalecer los sistemas integrados como el Comité Regional de Recursos Hidráulicos del SICA, diagramar medios para permitir el aprovechamiento de datos relacionados con la seguridad alimentaria por todos los agentes involucrados, hacer un trabajo especial en el ámbito de la comunicación con el público sobre los pronósticos climáticos y realizados, invertir en cultivos resistentes a las sequías, propagar información sobre medidas de conservación de los suelos, instigar a la diversificación de cultivos para prevenir agotamiento de nutrientes, desarrollar un sistema de soporte para las coberturas catastróficas de seguros, entre muchas otras.

 

Escrito por Juan Carlos Mora Betancourt

Crédito de la foto:Usuario de Flickr: tian2992