Modelo de seguimiento de la SAN
Source: USAID Guatemala
Share

Un nuevo documento publicado por la CEPAL propone un modelo anal√≠tico para el estudio y seguimiento de la seguridad alimentaria y nutricional en Am√©rica Latina y el Caribe, y presenta los resultados de su implementaci√≥n en cuatro pa√≠ses andinos para el a√Īo 2015. A partir de los informes de Panorama Social de Am√©rica Latina y de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el documento realiza un contexto social, econ√≥mico y de la seguridad alimentaria y nutricional, en el que se hace expone que la situaci√≥n regional en cuanto a alimentaci√≥n y nutrici√≥n ha sido impactada por el aumento en el precio de los alimentos y el cambio clim√°tico, que ha afectado gravemente la producci√≥n de ma√≠z, frijol y otros productos b√°sicos en pa√≠ses como El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

El documento argumenta que los problemas que se relacionan con el hambre y la malnutrici√≥n en la regi√≥n no provienen exclusivamente de la escasez o la insuficiente disponibilidad de alimentos sino en su acceso, en el cual la inflaci√≥n general y de los alimentos ha tenido un efecto directo sobre la capacidad de adquirir alimentos saludables en la poblaci√≥n vulnerable. Entre los s√≠ntomas de esta problem√°tica se encuentra que el 3,7 por ciento de los ni√Īos menores de cinco a√Īos de la regi√≥n presentan desnutrici√≥n global y el 13 por ciento presentan desnutrici√≥n cr√≥nica. Los s√≠ntomas son a√ļn peores si se consideran los efectos derivados del d√©ficit de algunos nutrientes espec√≠ficos como hierro, vitamina A y zinc. Por ejemplo, uno de cada tres ni√Īos menores de cinco a√Īos de la regi√≥n presenta anemia por carencia de hierro y dicha deficiencia supera el 50% en varios pa√≠ses de Latinoam√©rica.

Para contrarrestar la vulnerabilidad alimentaria, el documento resalta que en la región han existido y existen políticas enfocadas en el fomento a la lactancia materna, la fortificación de micronutrientes,  provisión de información y educación para fomentar buenas prácticas nutricionales, cuidado y promoción del crecimiento, transferencias monetarias condicionadas, entre otros. A pesar de esto, muchas de estas políticas, comentan los autores, dependen de los gobiernos de turno, sin convertirse en políticas de Estado que le den sustentabilidad de largo plazo.

A partir del contexto regional, los autores proponen un Modelo de seguimiento y an√°lisis de la Seguridad Alimentaria y Nutricional el cual es una herramienta anal√≠tica y metodol√≥gica que tiene como objetivo hacer seguimiento de la situaci√≥n de seguridad alimentaria y nutricional de los pa√≠ses, y poder contrastarla con la pol√≠tica p√ļblica implementada, para aportar a la evaluaci√≥n de resultados de los planes desarrollados de cada pa√≠s y facilitar la toma de decisiones.

El marco anal√≠tico se basa en la medici√≥n de siete indicadores compuestos por m√ļltiples variables: a) Seguridad alimentaria, b) Soberan√≠a alimentaria, c) Malnutrici√≥n, d)variables independientes o ex√≥genas, e) Efectos en salud, f) Contexto, g) Oferta p√ļblica. Los cuales se describen m√°s detalladamente a continuaci√≥n:

  • Seguridad alimentaria: medida a trav√©s de la disponibilidad, acceso, utilizaci√≥n y estabilidad de los alimentos.
  • Soberan√≠a alimentaria: se propone utilizar como proxies la adecuaci√≥n (Proporci√≥n de producci√≥n de alimentos de consumo no humano sobre el total de la producci√≥n de alimentos disponible), la escala de producci√≥n de alimentos y el acceso a la tierra.
  • Malnutrici√≥n: medida mediante el Bajo peso al nacer (BPN), las relaciones antropom√©tricas, y las mediciones de d√©ficit de micronutrientes.
  • Variables independientes: consiste en los desastres naturales, la localizaci√≥n geogr√°fica, la salud y educaci√≥n de la madre, la Etnia/origen √©tnico y la duraci√≥n de la lactancia materna.
  • Efectos en Salud: se encuentran comprendidos los indicadores de morbilidad infantil (marasmo anemia, bocio, cretinitis y otras enfermedades no transmisibles asociadas a la malnutrici√≥n) la mortalidad materna y la mortalidad infantil.
  • Contexto: en el contexto deben ser tenidos en cuenta el producto y crecimiento econ√≥mico, la inflaci√≥n, la desigualdad en el ingreso, la demanda por biocombustibles, indicadores globales de salud (mortalidad infantil, tasa de natalidad, esperanza de vida) y el empleo.
  • Oferta publica: incluye informaci√≥n sobre las √°reas de intervenci√≥n o componentes de los planes, programas y proyectos destinados a la seguridad alimentaria desarrollados por los diferentes actores involucrados (Ministerios, ONGs, agentes privados, etc.)

Respecto a las fuentes de información para recopilar las variables que componen el Modelo de Análisis, los autores consideran que esta puede estar disponible en las diferentes fuentes de estadísticas nacionales o internacionales entre las que se destacan las provistas por el Programa de Encuestas Demográficas y de Salud (DHS por sus siglas en ingles), CEPALSTAT, FAOSTAT, entre otras. En el documento los autores suministran enlaces web para cada uno de los indicadores que componen el modelo de análisis así como directrices para el procesamiento de la información recolectada.

Los autores muestran los resultados de la aplicaci√≥n de su Modelo de An√°lisis con base en informaci√≥n del a√Īo 2015 de Bolivia, Colombia, Ecuador y Per√ļ. A partir de este ejercicio se concluye que aunque existen diferencias entre pa√≠ses, desde hace m√°s de dos d√©cadas los cuatro tienen una disponibilidad superior a 2.000 kilocalor√≠as por persona al d√≠a, suficiente para atender las necesidades de toda su poblaci√≥n. Con base en cifras de la FAO para el periodo entre 2014-2016 los autores argumentan que m√°s all√° de los avances en materia de seguridad alimentaria contin√ļan los problemas de acceso a alimentos, lo que afecta a considerables segmentos de la poblaci√≥n. El 16 por ciento de la poblaci√≥n boliviana, el 11 por ciento de la ecuatoriana, el 9 por ciento de la colombiana y el 8 por ciento de la peruana se encuentra subnutrida o sin acceso a alimentos suficientes para cubrir sus requerimientos energ√©ticos. Las anteriores cifras est√°n en concordancia con las presentadas por IFPRI en el m√°s reciente Informe de la Nutrici√≥n Global 2015.

Para finalizar, los autores consideran que este tipo de análisis podría enriquecer la discusión sobre la eficiencia y efectividad de las políticas y programas de la región, permitiendo avanzar de  forma más rápida al objetivo de eliminación del hambre.

 

Escrito por: Juan Carlos Mora Betancourt

Crédito de la foto:USAID Guatemala