Pérdidas y desperdicio de alimentos en la cadena de valor
Source: Est√ļdio Urbano Photo/Design
Share

El tercer capítulo del Informe de Política Alimentaria Mundial 2016 publicado por IFPRI, escrito por los investigadores Monica Schuster y Máximo Torero, destaca la necesidad de reducir las pérdidas y desperdicios de los alimentos. El desperdicio de los alimentos ocurre a lo largo de toda la cadena de valor, resultando en ingresos menores para los productores así como costos más altos para los consumidores. Junto con las claras consecuencias que estas pérdidas tienen respecto a las emisiones de los gases de efecto invernadero, representan claros motivos para generar esfuerzos para su control.

Al reducir las p√©rdidas de alimentos, se expande la disponibilidad y acceso a los alimentos, dado que se mejora la productividad de los recursos al aumentar la cantidad de producto que llega al mercado sin cambiar la cantidad de insumos empleados. La meta de desarrollo sostenible n√ļmero 12 se enfoca en el consumo sostenible y los patrones de producci√≥n, con el objetivo 12.3 espec√≠ficamente reclama la reducci√≥n a la mitad de las p√©rdidas de alimentos a niveles de la venta minorista y consumidores finales, y a lo largo de la cadena de valor para el a√Īo 2030.

Existen diferencias conceptuales entre pérdida y desperdicio de alimentos, la pérdida de alimentos se refiere a la reducción involuntaria previo consumo de los alimentos, e incluye aquellas que ocurren post-cosecha. La pérdida y desperdicio de los alimentos es aquella comida deliberadamente descartada apta para consumo humano. Finalmente, los autores introducen el concepto de la pérdida y desperdicio de los alimentos y pérdida potencial de alimentos (PFLW por sus siglas en inglés), que se refiere no solamente los cultivos perdidos previa cosecha tras pestes o abandonados en el campo debido a técnicas de cosecha pobres o shocks en los precios sino también los alimentos que no fueron producidos por falta de insumos agrícolas apropiados. Esto es, incluye el potencial no realizado de la producción. Esta novel idea, no ha sido medida previamente, y los enfoques previamente empleados para medir pérdidas y desperdicios no abarcan el cálculo del PFLW, por lo que los autores denotan el claro vacío en el campo del conocimiento. Además, los autores aclaran que las pérdidas y desperdicios de los alimentos pueden suceder en cualquier punto de la cadena de valor.

Es vital comprender estos conceptos dado que las metodolog√≠as empleadas para la medici√≥n var√≠an dependiendo de qu√© definici√≥n se use, sin embargo existe una falta de conocimiento generalizada sobre la magnitud de esta problem√°tica, con valores globales entre el 27 y 32 por ciento de toda la producci√≥n de alimentos. El World Resources Institute reporta por ejemplo, p√©rdidas entre el 42 y el 15 por ciento dependiendo de la regi√≥n, con Am√©rica Latina en los valores inferior del espectro. En la misma, la mayor parte de las p√©rdidas ocurren en la cosecha y el consumo final. La Organizaci√≥n para la Agricultura y la Alimentaci√≥n de las Naciones Unidas (FAO) adem√°s, cuantifican que en la regi√≥n, las p√©rdidas y desperdicios en 127 millones de toneladas por a√Īo, que podr√≠an cubrir necesidades alimenticias para 300 millones de personas. Espec√≠ficamente, el 40 por ciento de los tub√©rculos y m√°s de la mitad de las frutas y hortalizas no llegan aprovechan como alimentaci√≥n.

Los autores del cap√≠tulo reconocen que para en orden de controlar la problem√°tica, es necesario estandarizar definiciones y terminolog√≠as, as√≠ como redefinir objetivos y unificar criterios. Adem√°s, los m√©todos deben ser sensibles a la calidad de los datos, por lo que metodolog√≠as de estimaci√≥n a emplearse en pa√≠ses de ingresos bajos y medios deben diferir a los de los altos ingresos. Esto significa propulsar por la divulgaci√≥n de informaci√≥n para poder realizar un seguimiento profundo en cada paso de las cadenas de valor. Adem√°s, en el caso de los peque√Īos productores, las p√©rdidas de la producci√≥n se deben a limitaciones que pueden ser cubiertas con inversi√≥n del sector p√ļblico. Algunos ejemplos de restricciones son de origen tecnol√≥gico para cosechar y almacenamiento, as√≠ como falta de infraestructura para llegar de forma eficiente y oportuna a los mercados mayoristas, falta de cr√©dito para poder la compra de insumos.

Diversas iniciativas se han desplegado para abarcar esta situación. En Centroamérica, por ejemplo, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) ha realizado capacitaciones en el uso de metodologías para la cuantificación de pérdidas post-cosechas, estando en elaboración el manual para su distribución a los interesados.

Adem√°s, el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Pol√≠ticas Alimentarias (IFPRI) es parte junto con FAO, y el programa de investigaci√≥n del CGIAR sobre Pol√≠ticas, Instituciones y Mercados (PIM) es parte de una iniciativa para mejorar la cooperaci√≥n mundial en la medici√≥n y reducci√≥n de las p√©rdidas y desperdicios de alimentos. Dentro de esta iniciativa, FAO ha publicado el reporte ‚ÄúP√©rdidas y Desperdicios de Alimentos en Am√©rica Latina y el Caribe‚ÄĚ, en donde se hace eco de lo previamente expuesto en cuanto a la necesidad de definir metodolog√≠as de medici√≥n, como ser la construcci√≥n √ćndice Global de P√©rdidas y Desperdicios de Alimentos, y fomento de alianzas regionales para la capacitaci√≥n de responsables. Bajo esta bandera, el a√Īo pasado FAO llev√≥ a cabo el Primer Di√°logo Regional sobre P√©rdidas y Desperdicios de Alimentos con representantes de los gobiernos de la regi√≥n, para diagramar estrategias nacionales.

 Además en preparación para el Global Food Security Symposium, el Director General del IFPRI, Shenggen Fan, presentó el desafío que las pérdidas pueden presentar para la seguridad alimentaria y la sostenibilidad.

Se puede encontrar el video la presentación de Máximo Torero del capítulo de referencia del Informe de Política Alimentaria Mundial 2016 aquí, y las diapositivas correspondientes aquí. 

Escrito por Florencia Paz, MTID.

Cr√©dito de la foto: Est√ļdio Urbano Photo/Design