Desarrollo en El Salvador
Source: Flickr: IM Swedish Development
Share

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha publicado un informe en el que se presentan las prioridades, acciones y resultados de los proyectos que fueron implementados en El Salvador por este organismo junto con otras instituciones durante el año 2015. El documento muestra las áreas del trabajo del PNUD y los resultados de su gestión relacionados con el fomento de la democracia, herramientas para la medición del desarrollo y la pobreza multidimensional, mitigación del cambio climático, promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y otras intervenciones relevantes.

Las áreas de trabajo que el PNUD viene abordando junto con otras instituciones del Gobierno y la Sociedad en el Salvador son : I) equidad, inclusión social y reducción de pobreza; II) desarrollo económico inclusivo, empleo digno y capacitación para el empleo; III) gobernabilidad democrática; IV) cambio climático, medio ambiente y gestión de riesgos; y VI) igualdad y equidad de género. En cada una de estas áreas el PNUD colabora con la creación de espacios de dialogo o presta soporte y ayuda técnica en el desarrollo de políticas públicas e inversiones que respondan a los requerimientos de la sociedad, que tengan en cuenta sus derechos y contribuyan a la cohesión social

Con el fin de promover la lucha contra la polarización política, la desigualdad y la inseguridad, se realizaron tres espacios de dialogo: el Consejo Nacional de Seguridad  Ciudadana y Convivencia (CNSCC), el cual tiene como objetivo elaborar propuestas de acciones para prevenir y reducir la violencia y la criminalidad y promover el acceso a la justicia y protección de víctimas; el Consejo Nacional de Educación (CONED), que trata temas de política pública educativa; y el Consejo Nacional para la Sostenibilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONSAV), el cual está programado para activarse en el transcurso de este año con el fin de alcanzar acuerdos y compromisos nacionales en las áreas que indica su nombre.

Con respecto a las herramientas para la medición del desarrollo, en el documento se presenta la evolución del Índice de Desarrollo Humano (IDH) entre los años 1985 y 2014. El IDH se creó con el fin de evaluar el desarrollo de un país, y es un indicador que representa los logros obtenidos en tres dimensiones consideradas fundamentales del desarrollo humano: tener una vida larga y saludable, adquirir conocimientos y disfrutar de un nivel de vida digno.

El IDH adquiere valores que van desde 0 hasta 1, siendo 1 el mayor nivel de desarrollo humano posible. Para el periodo determinado, el IDH salvadoreño pasó de 0.488 a 0.666, lo que significa que actualmente el país es considerado por el Índice como una nación de desarrollo humano medio. En comparación con los países de la región IDH salvadoreño es mayor al de Honduras que obtuvo 0.606 en 2014 y al de Guatemala que obtuvo 0.627 puntos. A nivel mundial El Salvador se ubica en la casilla 116, en la misma categoría de países como Bolivia, Paraguay y Nicaragua.

El Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) compuesto por 20 indicadores agrupados en cinco dimensiones complementa la medición de pobreza monetaria tradicional que se hace con las líneas de pobreza. El PNUD y las entidades encargadas calcularon la incidencia de pobreza multidimensional a nivel nacional y departamental, encontrando que el 35.2 por ciento de los hogares de El Salvador sufren carencias esenciales del bienestar, un porcentaje bastante considerable. A nivel departamental la situación es incluso más dramática ya que 11 de los 14 departamentos del país tienen incidencias mayores al promedio nacional. El porcentaje de hogares con carencias más alto encontrado se presenta en el departamento la Paz con 53.8 por ciento mientras que el más bajo es el del departamento de San Salvador con 18.6 por ciento.

Otras acciones mencionadas en el documento para la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el desarrollo incluyente y el mejoramiento de la calidad de vida de la población salvadoreña incluyen: capacitaciones a personal gubernamental sobre la importancia de los ODS y su vinculación con los planes nacionales de desarrollo, acompañamiento a la Asamblea Legislativa en la promoción del liderazgo político en las mujeres, suministro de Antirretrovirales como parte de un programa contra el VIH, apoyo a organizaciones de pequeños productores y un programa de modernización de la infraestructura portuaria en Acajutla, Sonsonante.

 

Escrito por: Juan Carlos Mora Betancourt

Crédito de la foto:Flickr: IM Swedish Development