Política fiscal, pobreza y desigualdad en Centroamérica
Source: Flickr: breadfortheworld
Share

Investigadores del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) han publicado un estudio que analiza la incidencia de la pol√≠tica fiscal en la reducci√≥n de la pobreza y la desigualdad en 4 pa√≠ses de Centroam√©rica: Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala. Para esto, los autores implementaron la metodolog√≠a de Compromiso por la Equidad (CEQ por sus siglas en ingl√©s) que adem√°s de analizar la incidencia del gasto p√ļblico y del sistema impositivo, tambi√©n genera una serie de indicadores que permiten medir la progresividad de la pol√≠tica fiscal. Los datos utilizados provienen de las encuestas de hogares, las cuentas nacionales, la informaci√≥n de la Secretar√≠as o Ministerios de Hacienda o Finanza, y hacen referencia al a√Īo 2011.

Los autores comienzan por mostrar un contexto de la pobreza y la desigualdad centroamericana en el que explican que a pesar de la disminuci√≥n de la pobreza que se ha evidenciado en Latinoam√©rica durante los √ļltimos 20 a√Īos, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua siguen presentando tasas por encima del promedio regional. Mientras que la pobreza extrema en Am√©rica Latina fue del 15 por ciento, en Guatemala alcanz√≥ un 40.7 por ciento, en Honduras un 37.4 por ciento, en Nicaragua un 29.3 por ciento y en El Salvador un 16.6 por ciento. La incidencia de la pobreza es especialmente grave en la zona rural de Centroam√©rica en donde habitan m√°s del 45 por ciento de la poblaci√≥n de la subregi√≥n. Al comparar la pobreza rural con la urbana, las mayores diferencias se presentaron en Guatemala y Honduras en donde la pobreza extrema rural fue del 46.7 y 32.05 por ciento respectivamente, frente al 19 y 13.9 por ciento de pobreza urbana.

En cuanto a la desigualdad de los ingresos, las cuatro naciones centroamericanas tuvieron un Coeficiente de Gini promedio 0.4996, algo superior al promedio latinoamericano de 0.4960. Sin embargo, cuando se observan los niveles de desigualdad por zona, los autores encuentran que las desigualdades son m√°s agudas en la zona urbana en tres pa√≠ses, a pesar de que la pobreza es mayor en la zona rural. En Guatemala, la desigualdad urbana es un 28.9 por ciento superior a la observada en el √°rea rural; en el Salvador, esta diferencia fue del 4.5 por ciento y en Nicaragua del 7.9 por ciento. Por su parte, Honduras es el √ļnico pa√≠s de los cuatro analizados que tiene una mayor desigualdad (4 por ciento) en el √°rea rural en comparaci√≥n con el √°rea urbana.

En su análisis principal, los autores implementan la metodología CEQ en la que se generan conceptos de ingreso para medir la progresividad de las intervenciones fiscales y su impacto en la desigualdad y la pobreza. Se utilizan cinco conceptos de ingreso: de mercado o inicial, de mercado neto, disponible, post-fiscal y fina. Se pasa de un tipo de ingreso al otro conforme se descuentan los impuestos directos e indirectos, y se suman las transferencias y otros beneficios como la educación y la salud.

Entre los principales resultados a obtenidos, se destaca el hecho de que las intervenciones fiscales (impuestos, subsidios y transferencias directas) tuvieron un efecto negativo sobre a pobreza a nivel urbano y rural. Ellos observaron que la pobreza se incrementa cuando se pasa del ingreso disponible al post-fiscal luego del pago de los impuestos indirectos, esto sucede porque este tipo de impuestos son regresivos y son pagados por todas las personas sin importar el nivel de ingresos. Por otra parte, a pesar de que las transferencias directas contribuyen positivamente a la reducci√≥n de la pobreza, su efecto se ve superado por el impacto de los impuestos indirectos ya que la cobertura de estos programas y el tama√Īo de sus transferencias son comparativamente peque√Īos con la amplia cobertura de los impuestos.

Luego de las intervenciones fiscales, la pobreza extrema en Honduras se incrementa casi un 17 por ciento en la zona urbana, y un 11 por ciento en la rural, en Guatemala la urbana aumenta un 13 por ciento y la rural un 3 por ciento, en Nicaragua la pobreza extrema rural se reduce en un punto pero crece 15 por ciento en la zona urbana, y finalmente en El Salvador, en la zona rural, aumenta un 0.3 por ciento, mientras que en la urbana disminuye un 3.2 por ciento.

El resultado de las intervenciones fiscales sobre la desigualdad se diferencia positivamente sobre el resultado obtenido sobre la pobreza. En El Salvador, la pol√≠tica fiscal disminuye la desigualdad en las zonas rurales un 13.5 por ciento, en Honduras un 10.6 por ciento, en Guatemala con un 6.7 por ciento, y en Nicaragua un 4.7 por ciento. A nivel urbano tambi√©n se presentan disminuciones de la desigualdad seg√ļn los distintos tipos de ingreso: En El Salvador disminuye un 9.5 por ciento, en Honduras un 8.2 por ciento, en Guatemala un 3.3 por ciento, y en Nicaragua un 2.9 por ciento.

Al desagregar este impacto, los autores encuentran que el gasto en educación y salud es el que logra un mayor efecto positivo sobre la desigualdad, especialmente en la zona rural, lo que puede observarse en la disminución del Coeficiente de Gini al trasladarse del ingreso post-fiscal al ingreso final. En El Salvador y Honduras, la desigualdad rural se reduce en alrededor de 9 puntos porcentuales, en Guatemala la reducción es de 4.6 por ciento y en Nicaragua, de 3.3 por ciento. Por otra parte, la desigualdad urbana se reduce en Honduras y El Salvador alrededor de un 5 por ciento mientras que en Guatemala y Nicaragua alrededor de un 2 por ciento. Otros elementos de política fiscal como los impuestos directos, las transferencias directas y los subsidios indirectos contribuyeron en la disminución de la desigualdad pero en un nivel mucho menor.

Con base en los resultados obtenidos, los autores realizan las siguientes recomendaciones con el fin de mejorar el impacto de la pol√≠tica fiscal sobre los niveles de pobreza y desigualdad a nivel urbano y rural en Centroam√©rica: I) pasar de una estructura tributaria regresiva a una progresiva; II) optimizar la distribuci√≥n del gasto p√ļblico para obtener un mayor resultado en la disminuci√≥n de la pobreza y la desigualdad; III) Universalizar el acceso a la educaci√≥n y la salud; IV) Impulsar la empleabilidad formal en el √°rea rural; y por ultimo V) promover un acuerdo fiscal integral que permita contar con una pol√≠tica fiscal justa, sostenible y suficiente para lograr cohesi√≥n social.

Escrito por: Juan Carlos Mora Betancourt

Crédito de la foto:Flickr: breadfortheworld