Importancia del mercado frutícola para Centroamérica
Source: Flickr: Marissa Strniste
Share

Investigadores de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) han publicado un documento sobre la competitividad regional del mercado de frutas. El documento presenta un contexto del mercado frutícola mundial y realiza una descripción de la estructura y características del mercado de frutas de exportación de Centroamérica. Además, se presenta una descripción detallada de las exportaciones de bananos, piña y melón, y un análisis de las ventajas comparativas de Centroamérica en la producción y comercialización de un total de 16 frutas de interés para la región.

De acuerdo al documento, la región cuenta con un gran potencial para posicionarse competitivamente en los mercados internacionales de frutas, lo que es importante para las zonas rurales debido a la creación de puestos de trabajo y al valor que representa su producción. Actualmente Centroamérica es el noveno principal exportador de frutas en el mundo y el décimo séptimo mercado de exportación e importación de frutas. Esto se debe entre otras razones a la cercanía con importantes mercados como los Estados Unidos y Europa, la creación de políticas de apoyo al sector agroexportador y una mayor apertura comercial en la región.

La oferta exportable de frutas viene en ascenso desde el 2007 y en 2015 representó alrededor del 12.6 por ciento de las exportaciones totales de la región, lo que es equivalente a US$3,522.1 millones. Las exportaciones frutícolas regionales en el año pasado estuvieron lideradas por Costa Rica que produjo US$1,750.1 millones, equivalentes al 49.7 por ciento del total de las exportaciones. En segundo lugar se encontró Guatemala con el 28.7, seguido por Honduras con el 16,9 por ciento, y por Panamá, Nicaragua y El Salvador quienes exportaron el 4,7 restante. Las principales frutas exportadas fueron el banano y plátanos con el 64.3 por ciento, las piñas con un 24.7 por ciento y los melones con el 8.2 por ciento.

A pesar del favorable crecimiento del mercado de frutas en la región, este ha venido mostrando un alto grado de concentración de las exportaciones y un ligero retroceso en su diversificación desde la crisis económica mundial del 2008. En los últimos cinco años se presentó una contracción en las exportaciones de toronjas que cayeron el 85.1 por ciento, los frutos secos (-43.1 por ciento), las sandías (-7.8), los  limones (-5.5), las naranjas (-5.1), y los cocos (4.3). Por el contrario, durante el mismo periodo solo las mandarinas, las papayas y las fresas mostraron un crecimiento de sus exportaciones en un 52, 28, y 11 por ciento respectivamente.

Según los investigadores, la baja diversificación de la exportación frutal se debe a factores como la baja inserción de pequeños y medianos productores de frutas en los mercados, la baja demanda local, la presencia de barreras no arancelarias en los mercados intrarregionales y externos, la poca información disponible sobre oportunidades y requisitos de mercados, entre otros.

Los autores resaltan que la tendencia favorable en el mercado mundial de frutas constituye una oportunidad para la oferta exportable de Centroamérica que tiene el potencial para diversificarse. En los últimos cinco años, la demanda mundial del coco ha aumentado en un 22.4 por ciento, la de aguacates un 19,6 por ciento, la de frambuesas y moras un 14.2 por ciento y la de guayabas, mangos y mangostanes un 11.5 por ciento; todos estos productos producidos y exportados por los países centroamericanos.

El documento describe más detalladamente las exportaciones de los bananos y plátanos, el  melón, y la piña que corresponden al 97 por ciento de la oferta frutícola de la región. Los bananos y los plátanos son la fruta más exportada de Centroamérica, región que se ubica en el segundo lugar a nivel mundial después de Ecuador. Los principales exportadores regionales de este producto son Costa Rica con el 36.9 por ciento de las exportaciones y Guatemala con el 35.8 por ciento. Las exportaciones de este producto han crecido el 6 por ciento entre 2011 y 2015, pero en el último año estas disminuyeron un 8 por ciento debido a afectaciones meteorológicas.

Por otra parte, las exportaciones de la piña han crecido un 3.1 por ciento en los últimos 5 años. El 94.3 por ciento de la oferta de piña de la región proviene de Costa Rica, el porcentaje restante provino de Honduras y Panamá que en conjunto aportaron un 5.4 por ciento de las exportaciones del producto. Para el caso del melón, el crecimiento en los últimos 5 años ha sido del 8.9 por ciento en Guatemala, principal exportador de la región con el 56.3 por ciento de las exportaciones totales. Mientras que Costa Rica y Honduras que participan con el 23.7 y el 18.4 por ciento respectivamente, han presentado un crecimiento de alrededor del 1 por ciento.

Posteriormente, los autores analizan las ventajas comparativas de Centroamérica en el mercado de frutas a través del Índice de Ventajas Comparativas Reveladas (IVC). Esté Índice toma la participación de un producto en las exportaciones de un país y la divide por la participación de ese producto en las exportaciones mundiales. Un valor por encima de uno indica la presencia de ventajas comparativas del producto al indicar que en relación al total exportado, exporta más que el mundo.

Se encontraron índices positivos en la piña, el melón, el banano y plátano, la papaya, la sandía, frutos secos, toronja, frambuesa y mora, naranja y mandarinas. Los autores concluyen que productos que tuvieron un IVC negativo como el coco, el limón, la fresa, las guayabas y mangos, podrían representar nichos de mercados hacia los cuales se podría diversificar e incrementar las exportaciones de algunos países de la región. Además concluyen que el mercado regional podría desarrollarse si se logra un mayor acceso a diferentes mercados como China, Rusia, Canadá y Japón.

 

Escrito por Juan Carlos Mora Betancourt.

Crédito de la foto:Flickr: Marissa Strniste