Efecto de las pol√≠ticas p√ļblicas sobre los precios dom√©sticos
Source: Flickr: breadfortheworld
Share

El Banco Interamericano de Desarrollo, haciendo uso de su Portal de Monitoreo de Pol√≠ticas Agropecuarias AGRIMONITOR, ha publicado una serie de boletines que analiza el efecto de las pol√≠ticas p√ļblicas sobre los precios dom√©sticos en los pa√≠ses del Tri√°ngulo Norte Centroamericano. En estos documentos se toman los precios dom√©sticos promedio de los √ļltimos tres a√Īos de una serie de productos y se comparan con los precios hipot√©ticos resultantes de un mundo sin intervenciones de pol√≠tica agr√≠cola (precios del mercado internacional).

Para el cálculo de los precios hipotéticos se utilizaron los datos de los estudios de Estimados de Apoyo al Productor (PSE por sus siglas en inglés) elaborados por el BID y la OECD. El PSE indica qué porcentaje de los ingresos de los agricultores se debe al apoyo brindado por las políticas agropecuarias. En los tres países analizados, Guatemala, Honduras y El Salvador, los efectos de las políticas agrícolas hacen que los precios de algunos productos aumenten mientras que para otros productos permanezcan iguales o inferiores. Un mayor efecto de las políticas agrícolas indica precios más altos para los consumidores y mayores ingresos para los productores, lo cual es representado por un PSE más alto. Tanto Honduras como el Salvador tuvieron PSE altos en comparación con el resto de los países de la región. El porcentaje de ingresos determinados por las políticas agropecuarias para Honduras fue del 22.9 por ciento mientras que para El Salvador fue del 27.9 por ciento. Por el contrario, Guatemala tuvo el segundo PSE más bajo de la región con un 2 por ciento.

Con respecto al efecto de las pol√≠ticas p√ļblicas sobre los precios dom√©sticos, en El Salvador se analizaron un total de once productos agroalimentarios de los cuales diez tuvieron precios mayores en los mercados locales en comparaci√≥n con los precios internacionales¬† debido a la intervenci√≥n pol√≠tica local. El producto que tiene un mayor precio en comparaci√≥n con el mercado mundial, es el sorgo con un sobreprecio del 125 por ciento, seguido con la carne av√≠cola con un 80 por ciento, la leche con un 70 por ciento y el frijol rojo con el 45 por ciento. Menores sobreprecios se presentaron en la az√ļcar refinada con un 40 por ciento, el ma√≠z con el 30 por ciento, el arroz y la carne de ganado con el 20 por ciento, la carne de cerdo con el 15 por ciento y por √ļltimo el caf√© con el 5 por ciento. Solo los huevos tuvieron precios iguales en los mercados dom√©sticos e internacionales.

En Honduras se analizaron un total de diez productos de los cuales ocho tuvieron precios locales mayores mientras que los dos restantes tuvieron costos menores en relaci√≥n con el mercado internacional. El mayor sobreprecio lo tuvo el arroz con un precio domestico 235 por ciento mayor al costo internacional. En segundo lugar se encuentra el frijol con un 102 por ciento y en tercer lugar la carne av√≠cola con el 56 por ciento.¬† Para el caso del ma√≠z ¬†su precio local fue 10 por ciento mayor al internacional y finalmente para la az√ļcar refinada el incremento fue del 5 por ciento. Solo el banano y la carne de ganado bovino tuvieron precios menores en los mercados dom√©sticos; para ambos productos esta diferencia fue del 19 por ciento m√°s. Por √ļltimo, tanto el caf√© como la carne de cerdo tuvieron precios iguales en los mercados dom√©sticos e internacionales.

En Guatemala se compararon dieciséis productos de los cuales cuatro tuvieron precios domésticos 50 por ciento mayores a los precios internacionales. La mayor diferencia se presentó la presentó la papá con un precio local 91 por ciento mayor en los mercados locales. Este producto fue seguido por la carne de cerdo con un precio local 86 por ciento mayor y la carne avícola con un precio 80 por ciento superior. En total 9 productos fueron más económicos en los mercados domésticos. La mayor disminución en comparación con los precios hipotéticos internacionales lo tuvo la miel (37 por ciento),  seguido por el banano (33 por ciento), el melón (32 por ciento) y la carne bovina (27 por ciento). Para el caso de los huevos los precios fueron prácticamente iguales en ambos mercados con un diferencial del uno por ciento.

 

Escrito por: Juan Carlos Mora Betancourt.

Crédito de la foto:Flickr: breadfortheworld