Efectos de la presencia del IFPRI en LAC
Source: CIAT
Share

El Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI por sus siglas en inglés) ha estado presente en la región de Latinoamérica y el Caribe por más de 30 años, realizando investigaciones que influenciaron políticas comerciales y de mercado, así como programas de protección social. A forma de resumen, el IFPRI ha puesto a disposición el documento “Aspectos destacados de la investigación sobre políticas alimentarias en América Latina y el Caribe” donde se sintetizan las experiencias en la región.

Los proyectos llevados a cabo con foco en la región abarcan desde temas de macroeconomía, como ser políticas comerciales y de precios, así como evaluación particular de programas sociales. IFPRI ha sido un participante del diseño de políticas a través de asistencia técnica a los gobiernos nacionales, regionales y locales, desarrollando herramientas para identificar inversiones estratégicas, así como la implementación de técnicas de evaluación para presentar evidencia científica sobre los resultados dichas políticas.

Por ejemplo, investigadores del IFPRI evaluaron la implementación de Programa de Educación, Salud y Alimentación (PROGRESA) en México, encontrando que el programa de transferencias condicionadas es responsable por 17 por ciento de disminución de la pobreza, así como mejoras de salud y seguridad alimentaria, educación de las niñas y empoderamiento femenino. Esto permitió que el programa expanda su cobertura. De forma similar, el equipo de IFPRI también estuvo involucrado en la evaluación de Bolsa Família de Brasil, el mayor programa de transferencias condicionadas en el mundo, cubriendo 14 millones de personas. En este caso, los investigadores concluyeron que el programa provocó el empoderamiento femenino en las ciudades, mejoró la asistencia escolar de las niñas, e influyó positivamente en indicadores de salud materno-infantil. En Nicaragua, a su vez, se llevó a cabo el programa de Red de Protección Social, y gracias al análisis del IFPRI, donde se anotó que los resultados incluyeron la diversificación de la dieta y mejora en los indicadores de desnutrición, el programa fue expandido.

Otro de los principales focos de interés de IFPRI es el diseño de políticas de nutrición innovadoras. En Haití, se llevó a cabo un proyecto para comparar la eficiencia, y así mejorar la focalización, entre intervenciones en niños de 5 años (enfoque recuperativo) y en aquellos de 2 años (enfoque preventivo). Este estudio permitió observar que, si se implementan los programas antes de que el daño de la desnutrición se pueda manifestar, los efectos son mitigados, con niños con menor retraso en el crecimiento y emaciación. Estas conclusiones fueron pivotales para el diseño futuro de intervenciones en nutrición infantil. En Guatemala, por su parte, encontraron que intervenciones nutricionales en menores de dos años permiten a los individuos acceder a mayor remuneración por su trabajo, así como nivel educativo. Este trabajo, constituye la primera evidencia de que intervenciones nutricionales tempranas tienen un efecto contundente en la adultez, pudiendo repercutir en el crecimiento económico del país.

En la actualidad, como hemos cubierto en nuestro portal con anterioridad, IFPRI coopera con el gobierno de Guatemala en la evaluación del Pacto Hambre Cero, lo que ha permitido establecer que este programa permitió la reducción del 2 por ciento de la desnutrición crónica en niños menores de 5 años. Gracias a la productiva interacción entre el Gobierno y nuestra institución, el Gobierno está lanzando una nueva estrategia para garantizar la focalizada distribución de un conjunto de intervenciones en todos los niños. Otro programa que se está llevando a cabo en Guatemala es el PROCOMIDA que se ha enfocado en el cambio de hábitos alimenticios y la promoción de servicios de salud. Los resultados indican que la distribución de raciones alimenticias redujo en un 10 por ciento los indicadores de desnutrición en los niños intervenidos antes de su segundo cumpleaños.

Programas de seguridad alimentaria y producción agrícola implementados a través del aprovechamiento de tecnologías de la información y las comunicaciones (ICT) han visto un auge dada la permeabilidad tecnológica observada en la región. En este campo, IFPRI ha sido también pionero. En Perú se llevó a cabo el programa Happy Faces que provocó la caída en un 50 por ciento de la anemia en adolescentes, impartiendo información relevante a través de videos distribuidos en computadoras escolares. Similarmente, como explicamos a profundidad anteriormente, en otro proyecto en Perú se emplearon efectivamente a los adolescentes para transmitir información relevante sobre mejoras en prácticas agrícolas. La transmisión de información originados en videos, provocaron que los conocimientos de los padres aumentasen hasta un 34 por ciento, con una tasa de adopción de entre 14 y 16 por ciento.

Investigadores del IFPRI, además, desarrollaron una metodología para evaluar y priorizar inversiones públicas. El primer ensayo de este programa se implementó en Perú, que incluyó las conclusiones de la tipología diseñada en el presupuesto nacional de 2015-2016. IFPRI está comprometido a la transparencia de sus actividades y la diseminación extensiva de información respecto a la seguridad alimentaria, por lo que todos los datos generados mediante sus proyectos son de acceso libre. Dentro de este marco de expansión e intercambio del conocimiento, se llevan a cabo las actividades del Portal de Seguridad Alimentaria y Nutricional para América Central y el Caribe. Otra área de interés de IFPRI es el desarrollo de nuevas tecnologías agrícolas, por lo que el Instituto es parte de la Iniciativa de los Indicadores de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (ASTI), cuyos últimos análisis comentamos previamente en nuestro sitio.

La seguridad alimentaria en la región está sumamente amenazada por la variabilidad climática, por lo que IFPRI considera clave  la inversión en la investigación del manejo y mitigación del cambio climático. Investigaciones en Brasil, México y Perú mediante del modelo IMPACT, permitió concluir que el impacto del cambio climático caería con más fuerza en los individuos más pobres, porque afecta los rendimientos de los cultivos de subsistencia. Este tipo de trabajo aporta evidencia para diseñar estrategias de mitigación más efectivas y focalizadas. En Uruguay investigadores del IFPRI diseñaron un sistema de seguros para compensar los riesgos de pérdidas por variaciones climáticas de productores, promoviendo la adaptación al cambio climático y la educación financiera. En el portal reportamos también sobre la investigación sobre la roya que permitió cuantificar sus efectos en el cultivo de café, así como estimar las transferencias necesarias para proteger a los productores afectados.

Es así como se puede ver que el trabajo del IFPRI en la región se ha visto reflejado en intervenciones eficaces y focalizadas, así como metodologías mejoradas y apoyo institucional a los gobiernos implementadores. IFPRI está comprometido a continuar su labor, promoviendo la investigación rigurosa en temas de pobreza, desnutrición, cambio climático y eficiencia de las inversiones públicas. Además, gracias a la presencia de IFPRI en otras regiones del mundo, se ha posibilitado la replicación de intervenciones exitosas en otros continentes.

Por más información sobre cada uno de los proyectos detallados, se puede consultar al documento completo en el siguiente enlace.

Escrito por Florencia Paz.

Crédito de la foto:CIAT